La Fruta Con Más Antioxidante: Regenera El Hígado Y Tiene 20 Veces Más Vitamina C Que El Jugo De Naranja.

En la medicina tradicional de la India muy frecuente se habla de un pequeño fruto llamado amla. Se trata de una fruta bastante antigua, utilizada desde hace más de 5000 años en India para rejuvenecer el cuerpo y reforzar el sistema inmunológico.

Esta de color amarillo y verde, el amla conocido en español como grosellero de la India, es todavia muy conocido en todo el continente asiático. Posee varios compuestos antioxidantes, como polifenoles y vitamina C, que nos protegen de enfermedades crónicas, enfermedades cardíacas y diabetes.

Comer grosellas habitualmente nos ayudará a reforzar nuestras defensas previniendo las infecciones y ayudándonos a recuperarnos de nuestras enfermedades. Son también reconocidas las propiedades antioxidantes de la vitamina C.

Por estas propiedades, al comer grosellas, estaremos proporcionándole a nuestro organismo el mecanismo natural para eliminar los radicales libres que son los causantes de numerosas enfermedades que producen la degeneración y el envejecimiento de nuestro cuerpo.

100 gramos de grosellero de la India aportan alrededor de 450 miligramos de vitamina C.

LA LISTA DE LOS BENEFICIOS DE ESTA FRUTA:

Combate el dolor de estómago: esta fruta puede aliviar diarrea, cólicos, infecciones y otros problemas digestivos.
Previene la diabetes: mejorando las funciones del hígado, el amla puede combatir pancreatitis, hinchazón de páncreas y regular los niveles de azúcar,
Desintoxica el hígado: ha sido demostrado científicamente que este fruto es ideal para limpiar el hígado, expulsando las toxinas que pueda tener.

Regenera la piel: este increíble fruto puede ser usado contra erupciones cutáneas, acné y otros problemas de la piel,
Estimula el crecimiento del pelo: tiene un efecto estimulante e hidratante, que puede revolucionar la salud de nuestro pelo.

Resulta muy conveniente incluir este alimento natural dentro de una dieta saludable. Aquellas personas que encuentren esta fruta demasiado ácida siempre tienen la posibilidad de mezclarla con otras frutas menos ácidas para rebajar su acidez.

También se pueden comer en forma de mermeladas, jaleas o compotas, si bien, en este caso, hay que tener presente que contienen muchos más azúcares añadidos, lo cual deben tener en cuenta las personas con diabetes o las que están realizando dietas para perder peso.

Además de un elevadísimo contenido en vitamina C, las grosellas son muy ricas en vitamina A en forma de carotenos. En este caso las grosellas negras contienen una proporción mucho mayor que las rojas o blancas. Los carotenos se encuentran en los colores vivos de estos frutos. Una vez ingeridos, nuestro organismo los transforma en vitamina A.

Las grosellas contienen cantidades considerables de calcio, potasio, hierro, magnesio y manganeso. Sabemos la importancia que tiene el calcio en el desarrollo y mantenimiento del sistema óseo. Las grosellas ayudarán a los jóvenes a tener un esqueleto fuerte y bien desarrollado y a las personas mayores les resultarán de utilidad en la prevención de la osteoporosis o descalcificación. No debemos olvidar la importancia que este mineral tiene en la dieta de las embarazadas o lactantes. El contenido de este mineral en las grosellas negras es superior al de las rojas.

PRECAUCIONES CON LAS GROSELLAS.

En general la mayoría de las personas toleran muy bien estas bayas. Sin embargo, dado su elevado contenido en vitamina C, que les proporciona una gran acidez, no se recomienda esta fruta en personas con estómagos delicados, especialmente en aquellas personas que tienen problemas de acidez, gastritis o reflujo gástrico.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *