Con Este es el truco ayudaras a que las orquídeas marchitas vuelvan a florecer

¿Tu orquídea perdió todas sus flores? ¡No te preocupes! Te enseñamos cómo puedes recuperarla

1) MANTÉN UNA TEMPERATURA CONSTANTE

Lo primero que debes saber sobre el cuidado de las orquídeas es que son plantas bastante delicadas, y necesitan estar en un ambiente controlado para florecer.

Procura que tus orquídeas estén a una temperatura de entre 10 y 15ºC, y evita las zonas más calientes de tu casa como los radiadores o la cocina.

Lo ideal es dejarlas fuera de casa por la noche para que se refresquen y absorban la humedad del ambiente.

2) Cuando una orquídea deja de florecer, es hora de trasplantarla. Saca delicadamente de la maceta, tirando desde la base para no romper el tallo. Sacúdela un poco y corta con unas tijeras las raíces que estén muertas. No cometas el error de pasarla a un recipiente más grande. A las orquídeas les encantan los espacios reducidos. Mejor compra una maceta o jarrón del mismo tamaño que el anterior, coloca las cortezas y vuélvela a plantar delicadamente.

3) CÓMO REGAR UNA ORQUÍDEA

Para revivir tu orquídea, tendrás que “lavarla” una vez por semana. Toma con cuidado la planta y déjala bajo el chorro de agua durante unos segundos. Después vacía el líquido que haya podido quedar en las raíces para que no se pudran. En estos casos es ideal que la maceta tenga orificios en la parte inferior.

4) USAR EL FERTILIZANTE CORRECTO

Para estimular su crecimiento, rocía las raíces con un fertilizante especial para orquídeas, fabricado a base de nitrógeno, potasio y fósforo.

Si sigues estos consejos, verás que muy pronto tus orquídeas se llenarán de flores y lucirán como nunca.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *