Beneficios que tiene el Vino en nuestra piel, Usarlo como mascarilla Anti-Edad será como un sueño.

Desde tiempos inmemoriales el vino ha sido un componente esencial, tanto para consumo humano como para diferentes usos cosméticos. Y es que, el fruto del que se obtiene, la uva, posee una cantidad de propiedades que lo convierten en un alimento esencial como alimento humano y también como producto de belleza del que aprovecharse.


¿Qué propiedades tiene el vino?
Las uvas tienen un poder antioxidante que ayuda a prevenir el envejecimiento de la piel, además, por su alto contenido en potasio, la uva es muy depurativa y por ello totalmente apta para determinadas dietas. Además, este producto se emplea para la realización de productos cosméticos, ya que consigue que la piel se encuentre en constante hidratación, previniendo el aspecto y las consecuencias de las pieles muy resecas.

Y como la uva es un elemento con múltiples propiedades, debemos determinar que el vino también lo es por:

  • Gran cantidad de polifenoles, unas moléculas que contienen una gran cantidad de antioxidantes.
  • Previene el envejecimiento, pero también aquellas patologías que afectan al sistema cardiovascular.
  • Es uno de los alimentos considerados anticancerígenos.
  • Devuelve la firmeza a la piel y actúa como antiarrugas.
  • Favorece la circulación de la sangre.
  • Ayuda a la creación de músculo.

Tratamientos de belleza con vino

Por ello, el vino tiene múltiples beneficios si lo consumimos pero también podemos realizar tratamientos de belleza con él sin necesidad de ingerirlo.

Mascarilla antioxidante con vino

Los signos de la edad se posan sobre la piel, aparecen arrugas, líneas de expresión y manchas que el paso del tiempo ha dejado sobre todo en nuestro rostro. Se puede realizar una sencilla mascarilla con un vaso de vino tinto acompañado de unas cucharadas de miel, hasta que veamos que la mascarilla cobre forma. Entonces, la aplicamos sobre el rostro durante media hora. Cuando se retire la mezcla del rostro con agua tibia, se debe aplicar sobre él crema hidratantepara que el efecto perdure. Esta mascarilla se puede aplicar dos veces por semana.

Aportar brillo y fuerza al cabello

Para esas ocasiones en las que nuestro cabello presenta un aspecto triste, apagado y un poco quebradizo, se le puede dar una dosis de energía con un tratamiento de vino. Esta mascarilla es especial para cabellos castaños y morenos, ya que al ser del color del vino, les ayuda a potenciar su color, pero con un toque especial de brillo y devolviéndoles la luminosidad y la fuerza que les faltaba. Se realiza una mezcla con vino tinto, aceite de oliva y aloe vera hasta conseguir una mezcla consistente. A continuación se aplica sobre el cabello sobre 20 minutos y se enjuaga con abundante agua y el champú convencional.

Rostro perfecto de efecto inmediato con vino blanco

Si realizamos una infusión con vino blanco y adquirimos la rutina todas las mañanas de limpiarnos la cara con este tónico casero, nuestro aspecto matinal será mejor, nos sentiremos más despejados, con una piel mucho más limpia y evitaremos el envejecimiento prematuro con los poderes antioxidantes que contiene el vino blanco. Si somos constantes con este tratamiento, al poco tiempo notaremos los beneficios que ello sobre la piel.

El vino como anticaspa

Existe una mascarilla casera para el cabello que frena la aparición de la molesta caspa. Se trata de realizar una mezcla de vino tinto, ajos y una cucharada de mantequilla. Todos estos productos juntos, se trituran para que quede un puré, se calienta para que ayude a deshacerlos y que adopten un aspecto consistente y lo aplicamos por la raíz del cabello durante media hora. Posteriormente, lavamos con abundante agua y champú para eliminar por completo la mascarilla y el olor. Conviene utilizar esta mascarilla al menos una vez a la semana para que los resultados sobre la caspa sean visibles.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *